Reflexión y retórica sobre los backups

respaldoLeía hace un par de días las respuestas a esta encuesta que hizo Guillermo de alt-tab.com.ar sobre los distintos medios de BackUp que utilizaban sus lectores y si bien hice un comentario ahí, me dejó pensando.

La mayoría parecían estar orgullosos de sus propios métodos de copia de seguridad, incluso aquellos que dijeron no hacer backup alguno. Casi todos votaron que prefiere grabar DVDs o CDs de vez en cuando (parece que somos todos pobres, porque nadie graba Blu-rays). Otro tanto tenía discos rígidos de respaldo, (apuesto que la mayoría de esos discos son IDE y son viejos y hasta apostaría que salieron de una vieja PC). Hay algunos que suben todo a internet, o tienen tan poca información importante que entra en un pendrive. Y finalmente, los que montaron algún tipo de RAID, entre los que se cuenta el propio autor de blog.

[ad#n3rirectangulo300x250]

Todo muy bonito, pero yo seguí pensando en que nada de eso era suficiente. Una vez casi sufrí un incendio, y al mismo tiempo a mi novia le robaron la cartera donde tenía toda su documentación importante. Ella tuvo que hace muchos trámites y papeleo y yo temí por mis valores más preciados, imaginándolos hechos cenizas. Toda una vida en recuerdos se hubiera esfumado en un minuto. Ahora, algunas de las pertenencias más valiosas que tengo, si puedo hacerles copia, las mando a lo de mis padres.

Por eso pienso que por mucho que hagas RAID 999, uses DVDs o lo que sea, siempre existen posibilidades remotas, pero no tanto, de perder tus cosas importantes.

No sé si un incendio, pero ¿qué pasa si una subida de tensión te quema tus dos discos rígidos a la vez? ¿Tenés estabilizador? ¿Cuánto te costó el estabilizador ese?¿30 pesos?

¿Qué pasa si se te derrama coca-cola en ese hermoso gabinete lleno de agujeros y luces azules, muy fashion que te compraste? ¿Y si tu perro decide orinarse en él?

¿Te acordás de esa vez que pusiste el disquette con un Trabajo Práctico de la escuela debajo del parlante y después no lo pudiste leer más?

¿Cuánta información importante perdés si tu hermano medio bruto se tropieza y tira al suelo el mueble porta CDs donde están todos tus  DVDs de backup ? (a un amigo se le desfondó una caja de CDs y como estaba bastante alto, varios CDs se partieron o cacharon al caer.

¿Hace cuánto que no mirás adentro de la caja con los viejos DVDs de backups para ver si no se llenaron de esos famosos hongos que se comen los CDs?

¿Y si el exnovio celoso de tu nueva conquista resulta ser medio cracker, medio lammer, 30% wannabe y un total idiota y se apodera de tus contraseñas de mail? ¿Cuánta información importante tenés «en la nube» directamente sin encriptar cifrar?¿A qué distancia están tus datos de un troyano y un keyloger?

¿Sabías que si entro a tu email, puedo acceder sin saber las contraseñas a TODOS los demás sitios web y servicios online que usás? Sólo hace falta hacer click en «olvidé mi contraseña» y la mayoría de las páginas gentilmente me mandarían un mail a TU correo (al que accedí de alguna forma) con las indicaciones para entrar o cambiar la contraseña por una nueva sin saber la anterior, (cosas así pasan)

Conozco a alguien a quien le entraron al mail (posiblemente después de haber ido a un cyber) y le borraron TODO, sólo por hacer daño. ¿Cada cuánto vas al cyber y ponés todas tus contraseñas ciegamente sin saber si hay troyanos o algo parecido? ¡Pero si hasta hay quienes se van sin antes cerrar el messenger!

Ah, vos que te creés re pisho, re vivo, un pistola bárbaro y te creaste contraseñas complicadas como «AKDu2k65#8I·Bss2»… ¿cuánta información valiosa podrías perder si por el simple hecho de ser un ser humano, te olvidás tu contraseña (que como tildaste «recordarme siempre que entro a esta página» hace meses que no la escribís y capaz que ya no te acordás)? O vos que cambiás de contraseña cada 20 días porque sos obsesivo de la seguridad ¿nunca pensaste en la posibilidad de olvidar la última que habías inventado? ¡O peor aún, olvidar las anteriores! (yo por ejemplo tenía unas fotos y archivos .3gp «íntimos» que nadie debería ver jamás por obvias razones; seguros y escondidos en un DVD, metidos en un rar con contraseña y luego en un zip con contraseña… y no me acordaba la segunda contraseña y tuve que hacer mucho lío para recuperar esos vídeos)

cd_roto

¿Tenés una segunda copia de ese DVD con las fotos de tu viaje al Caribe, que de tanto que se las mostrás a tus amigos, familiares y a cualquiera que vaya a tu casa vive tirado en la mesita del TV, a veces incluso sin cajita y boca abajo, junto al cenicero y la cerveza?

¿Cuántas lecturas y escrituras ya tiene tu pendrive? ¿Sabías que después de un tiempo pueden empezar a fallar? ¿Sabías que como para los diskettes su peor enemigo eran los campos magnéticos, para las memorias flash lo es la electricidad estática? (si, como la de tu pantalón) ¿Y el calor? (Si, vos que solés dejar la tarjeta SD tirada en el auto, a vos te estoy hablando). Y como son bastante pequeños, también se pierden. ¿Qué pasaría si te olvidás tu memoria usb en ese cyber al que vas siempre a escribir tu tesis? (un par de amigos, asiduos a los cybers ya han encontrado 8 pendrives olvidados, todos con datos importantes como monografías, CV, direcciones de mails, varios con fotos o vídeos eróticos caseros (si, minas en bolas) o mails comprometedores, listas de contraseñas, etc)

Y vos que trabajás de programador, ¿usás repositorios CVS o algo parecido? ¿Dónde almacenás las versiones anteriores? No me digas que las vas eliminando o que las tenés desparramadas por toda tu intranet.

¿Y si te roban la notebook? O vos que tenés toda tu vida en ese caro smartphone, que llevás por las oscuras calles de Buenos Aires, imagino que sincronizarás a diario los datos de tu agenda de eventos y tu lista de clientes, y no anotarás nada valioso en el notepad ¿no? (yo, boludeando con la sincronización de mi palm pisé todos los datos de la PC con datos vacíos y casi perdí toda la información)

¿Qué me decís de ese disco externo que se te vive cayendo al piso? Y no intentes convencerme que es seguro usar para hacer backups ese viejo disco rígido IDE de 5 GB que tenés desde el 99 y que encima lo habías encontrado en la basura.

Y por favor no me digas que todavía usás un diskette para llevar datos irremplazables de un lado para otro, como tu Trabajo Práctico o tu tesis o eso tan urgente que tu jefe te pidió que hagas en excel toda la noche y que se lo alcances a su casa temprano en la mañana.

Bueno, podría seguir hasta la eternidad, pero como siempre, les dejo la inquietud a ustedes. Cuéntenme sus experiencias y anécdotas relacionadas con los backups (o con la ausencia de ellos)

¿Qué tan segura está tu información más valiosa?

este artículo es libre. lo que significa que puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas mismas libertades y mantener esta nota aclaratoria.

Posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.