¿Qué pasó con los clones humanos de los 90?

clonacion_humana_times_noticias La oveja Dolly se clonó en julio de 1996 y en los dos o tres años siguientes, aparecieron en continuadas oportunidades noticias en los diarios y revistas de que ya se había realizado la primera clonación humana. Científicos locos. Miembros de sectas de tinte futurista con nombres de ciencia ficción, como los Raelianos. Experimentos realizados “en países del tercer mundo, donde las leyes e impedimentos éticos son inexistentes”. Había una larga lista de supuestos creadores del “primer clon humano”.

Por ejemplo, en este artículo de La Nación de 1997 se lo daba casi por hecho. O sea, en junio del año anterior se había clonado el primer mamífero, la oveja Dolly, medio año después se clonaba los primeros primates, y a ese ritmo uno imaginaba que para el 2013 más o menos un tercio de la población humana serían clones.

Pero no ocurrió. O sí. No sé. ¿Dónde están los clones humanos creados en 1997-98? Ya casi son mayores de edad y todavía no aparece ninguno. No puedo creer que no exista en el mundo un científico loco con poca moral y muchas ganas de pasar a la historia.

¿Es acaso la clonación humana otra estafa de la revista Muy Interesante a la imaginación de los adolescentes de los 90 como los autos voladores, la hoverboard, la realidad virtual y los avistamientos OVNI?

clonacion_humana_bebesMientras tanto, 15 años después de Dolly, el tema de la clonación humana parece haber sido frenado, casi sin fecha de reestreno. Actualmente se habla de clonación de mamuts, neandertales, mascotas y especies en peligro de extinción o especies recientemente extintas. Pero ya no se habla de clonar humanos. Casi que el tema pasó de moda. O se pospuso indefinidamente.

El problema principal con la clonación humana es un problema técnico que causa un problema ético. La técnica es bastante imperfecta, por ejemplo para clonara Dolly o los primeros monos, se necesitaron en cada caso más de 300 intentos, lo que implica la creación de muchísimos embriones que no llegan a término, y los que sí, presentan malformaciones, y abortos inesperados. Y eso en humanos es éticamente controversial.

Por eso los científicos locos que dicen haber clonado al primer humano, como el Dr. Zavos o los Raelianos con una supuesta niña clon nacida en 2002, se niegan a presentarlos a la sociedad, apelando al derecho de estos bebés a llevar una vida normal, evitando así que vivan una vida expuesta a la prensa sensacionalista como ha sido la de Louise Brown, la primera “bebé de probeta” (nacida por la técnica de fertilización in vitro). Además, sostienen que si presentaran pruebas, los meterían presos debido a las leyes de sus países de origen.

la_isla_laboratorioLas implicaciones morales y prácticas de clonar humanos son varias, y por ahora pertenecen sólo al campo de la ciencia ficción. Películas como Gattaca (1997) o The Island (2005), entre otras, tocan algunas de ellas. Desde el prejuicio casi religioso de que la clonación “deshumanizaría” la procreación, hasta la idea conspiranoica de que la gente adinerada tendría clones guardados en algún oscuro refrigerador esperando a ser usado como “partes de repuesto” para eventuales accidentes o enfermedades del “original”. (aunque eso explicaría mucho el hecho de que ciertos actores de Hollywood parecen no envejecer nunca). La idea de sintetizar ADN de neandertal y crear un clon me hace acordar al capítulo de Star Trek en que un comité de ética decide mediante un juicio si Data (un androide) tiene derechos como ser consciente o si es sólo propiedad de La Federación, que lo creó. Imagino al pobre adolescente neandertal pidiéndole a los científicos humanos que le creen una novia, cual monstruo de Frankenstein.  Y un futuro al estilo Gattaca, que divida a la humanidad entre los normales y defectuosos y los genéticamente mejorados y superiores no me parece que en la práctica termine siendo muy distinto al mundo actual.

¿Y ustedes qué piensan? ¿Se acuerdan de esas noticias? ¿Existen clones adolescentes caminando por nuestras calles sin que lo sepamos? ¿Están todos guardados en refrigeradores clandestinos? ¿Son todos miembros de una secta de lunáticos? ¿O simplemente los inmorales científicos locos de la realidad no están tan locos ni son tan inmorales como los de la ciencia ficción?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *