Más rápido que la luz

Me encanta la Ciencia Ficción. Tanto en literatura como en cine y televisión, son mi género favorito. En particular me gusta la Space Sci-Fi (ciencia ficción espacial) que no debe confundirse con la Space Opera. O sea, de toda la ciencia ficción, mi favorita es la ciencia ficción dura, relacionada con el espacio. Lo de “dura” viene porque se trata de ciencia ficción que le presta especial atención a los detalles científicos y técnicos de la historia. Se trata de respetar las leyes físicas, y esto, cuando se trata de viajes en el espacio, tiene como principal impedimento, la velocidad de la luz. Si, eso de que “nada puede viajar más rápido que la luz” (salvo alguna peculiar excepción) sumado a las enormes distancias entre planetas, sistemas solares y galaxias, hace que el género de ciencia ficción espacial deba romperse la cabeza inventando formas de respetar las leyes físicas, y a la vez viajar entre planetas.

En general, no hay muchas opciones. Se tiene el “Hiperespacio“, que sería como una dimensión extra que no conocemos por la cual se puede viajar, los Agujeros de Gusano (naturales o artificiales como las Star Gates), que conectan dos puntos del espacio distantes por un camino más corto o las burbujas Warp de Star Trek que doblan el espacio y lo estiran, alrededor de la nave. A veces los viajes se hacen a velocidades inferiores a la de la luz, y los viajeros simplemente quedan en animación suspendida durante el viaje. Y de todas las obras de ciencia ficción que existen, siempre caen en alguna de estas pocas opciones.  Yo siempre quise inventar una nueva forma de viajar “más rápido que la luz” y plasmarla en algún cuento corto o novela de ciencia ficción.

La de horas que me he pasado imaginando posibles formas (ficticias) de viajar más rápido que la luz, que:

  1. respeten la ciencia ficción dura (o mejor dicho, mis limitados conocimientos de relatividad y cuántica) y
  2. que sea una forma novedosa, no inventada hasta ahora por ningún escritor.

Bueno, anoche se me ocurrió una forma. A ver qué opinan. La idea, me parece, respeta la ciencia ficción dura y además, me parece que no lo he leído en ningún lado, por lo que podría ser una solución novedosa a los viajes más rápidos que la luz.

La idea es la siguiente:

Sabemos que la velocidad de la luz en el vacío es insuperable. y la llamamos “C”. Pero también sabemos que la velocidad de la luz en distintos medios físicos es menor. C1, C2, C3. Por ejemplo, la velocidad de la luz en un diamante es 0,41 C.
Mi idea es simple: ¿Qué pasaría si “el vacío” es también un medio “denso”, y existe algo “más vacío” que el vacío?

En ese caso habría una velocidad en ese medio superior a C, llamémoslo “C+”. Pero en ese nuevo medio, se mantendría la física y “C+” sería todavía el límite absoluto (sólo que con un valor mayor a C). El tema es que si C+ fuera, por ejemplo 100 C, una nave que en ese medio se mueva a un 1% de C+… para nosotros se estaría moviendo al 100% de C, y si se moviera a un 1.1C+, para nosotros iría “más rápido que C”. Y podría haber un medio superior, más vacío aún, donde exista C++ o C+++

Véanlo así. Sería como si nosotros fuéramos pecesitos en el agua, y de repente saltáramos al aire. Lo que llamamos “vacío” sería agua, y en realidad existe un medio menos denso, el “aire”. Entonces podrías “salir del agua”, viajar en ese medio un rato, y volver al agua, y recorrerías más distancia que si viajaras por agua. Sé que se parece un poco al concepto de Hiperespacio, pero es distinto, el hiperespacio en matemáticas es una dimensión extra, y en ciencia ficción es lo mismo, es “como doblar una hoja de papel (2D) y unir los puntos (en 3D) para hacerlos instantáneos”. Y esto sería distinto, todavía estarías en 3D, las leyes físicas serían las mismas, pero con valores de C cambiados. No “doblarías el espacio” ni saldrías de él. Se parece más al concepto de “subespacio” que apenas se nombra a veces en Star Trek. Lo que no sé es qué le pasaría a una nave o a una persona si entrara en un medio “más vacío que el vacío”. Ni siquiera sé qué implica ser más vacío que el vacío para algo hecho de materia. Sé que para las ondas electromagnéticas significaría moverse más rápido.

La luz “va más lento” en un medio físico, porque en realidad Cada fotón individual se mueve en el interior de la materia a la velocidad de la luz en el vacío, pero dentro del medio se crean por emisión nuevos y se destruyen fotones por absorción. Pero la idea es que lo que llamamos “vacío” en realidad contiene “algo”, que se comportaría de la misma forma (sólo que nosotros no lo sabemos). Supongan que hay “algo”, que tiene sus propios átomos y sus propios electrones o algo equivalente, “algo” que absorbe y re-emite fotones. ¿Por qué no lo vemos? Qué sé yo, no importa tanto. A lo mejor ese “algo” es tan pequeño, que en un átomo de materia, entran tantos miniátomos de ese “algo” como en un planeta entran átomos de materia. Sería algo tan infinitamente pequeño que todavía no lo detectamos, pero que aún así reacciona con los fotones (o minifotones), absorbiéndolos y re-emitiéndolos igual que la materia que conocemos. Sólo que como no lo vemos, pensamos que la velocidad de ese proceso (que es C) es la verdadera velocidad de la luz. Peeero, la verdadera velocidad de la luz (que llamé c++++++++++) sería la velocidad entre dos eventos de esos minieventos. Y en un lugar con menos de esos miniátomos, es un medio menos denso, por lo que la velocidad de la luz en ese medio es mayor.

Las naves podrían “salir” a ese medio “más vacío que el vacío”, viajar ahí a 2%C++ y volver a nuestro medio al llegar. El viaje en este nuevo medio no requeriría naves especiales, ni motores especiales, porque en realidad es una simple nave espacial que viaja a 10.000 m/s+ en vez de viajar a 10.000 m/s “normales”. Sólo se necesitaría un artefacto especial para “sair y entrar al medio más vacío”.

¿Qué opinan? ¿Es factible como argumento de ciencia ficción dura? ¿Es novedoso?

Por cierto, tengo ganas de escribir un artículo sobre qué pasaría si no se cumpliera la relatividad, si la velocidad de la luz (o velocidad de la información, como yo la llamo) no fuera un límite inviolable. Meterse con los principios de causalidad, y de equivalencia de marcos referentes, el cono de luz, la idea del éter, el caos, la no conservación de la energía, etc. Es un tema que se trata muy muy poco en ciencia ficción, simplemente porque la relatividad no lo permite. Nunca me enteré de alguna novela que aborde el tema de qué pasa si la relatividad se equivoca en esos puntos, o por decir algo: si depende de algo, o si en otros puntos del espacio-tiempo es distinta, etc. Siempre se ha escrito ciencia ficción en la que A. se acepta la relatividad como verdadera (siempre y sin excepción) y B. se trata de esquivarla… yo quisiera directamente presentar la opción de que se equivoque (o al menos, en algún contexto determinado).

de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>