Gente que me cae mal en Twitter

¡Ah! ¿Esperabas entrar y encontrar una lista de nombres y nicks? Naaah, a mí no me cae mal nadie en particular, sé entender que somos humanos y todos tenemos defectos. Es en realidad una lista de cosas que la gente hace en twitter que me caen mal a mí en particular, o a los demás twitteros en general. Todos hemos cometido alguna vez alguno de estos actos, así que no se salva ninguno y ninguno es tan mal usuario de twitter. Por eso, no se tomen demasiado en serio el post.

Gente que me cae mal en twitter:

El que te habla sólo para contradecirte. Admito que yo tengo un tema personal con esto,  tal vez a otros no les moleste tanto. “@N3RI lo que acabás de decir es una estupidez”. ¡Flaco, ¿quién carajo sos?! Nunca antes me hablaste, ni te presentaste, ni me saludaste, ni me dijiste algo positivo. Sos un lector silencioso, acechante, expectante, que espera para decirme algo justo cuando cometo algún error o querés discutirme algo. Esto es el equivalente virtual a cruzarte en la calle con alguien y empujarlo o insultarlo. ¿Cómo esperás que reaccione? ¿Cómo carajo querés que te tome? Me caés mal de entrada, empezaste con el pie equivocado… Distinto es cuando alguien con quien suelo intercambiar tweets con cierta frecuencia, me corrige algo o me dice que opina distinto. En ese caso me parece perfecto, obvio que se lo voy a debatir, pero al menos es alguien que supo ganarse el derecho a decirme que suscripsión va con C o que me equivoqué cuando dije que el teletubie naranja se llamaba Mingui. Consejo: nunca empieces tu relación virtual con otro twittero de esta forma. Si te gusta contradecir a todo el mundo, al menos primero presentate, decile que tiene lindos ojos en su avatar o que te gusta su blog, retwittealo, hacele un fav… y luego recién discutile algo. Criticar, decir sólo lo negativo es muy fácil. Hay que acostumbrarse.

El que te discute todo.  Parecido al anterior, este hijo de su madre no te deja twittear un carajo sin hacerte la contra. Un poco de trollismo está bien, discutir boludeces en twitter es entretenido. ¡Pero algunos ya se pasan! No sé qué es peor, si entrar en su timeline y ver que se la pasa discutiendo con todo el mundo, o ver que no pelea con nadie más y que evidentemente tiene algo en tu contra.

El depre quejoso. Todos tenemos uno o dos en nuestro timeline. Uno que se la pasa quejándose de todo. Parece que sufre una depresión crónica. Su vida es una mierda (según él). El problema es que leerlo te pone de mal humor a vos también, te agarra el bajón y las ganas de suicidarte junto a él.Ojo! Existe el “parodia de depresivo”, uno que tira tweets depres o quejosos, pero con ironía, para hacer la gracia y ganarse algún RT. A mucha gente le cuesta distinguir a uno del otro y necesita que se lo aclares con un cartel de </sarcasmo>. Leerlos a estos últimos, tiene el efecto contrario, te hacen cagar de la risa, al mejor estilo Cacho Garay twittero.

La minitah. Sólo twittea cosas de minitah. Y te preguntás ¿por qué carajo la sigo yo a esta? Ella se la pasa hablando de su corte de pelo, sus zapatos y su ex. Creo que la seguimos porque leerla nos hace sentir, en comparación, más inteligentes, ¿no? Confiesen que por eso la siguen, para decir “bueno, al menos no soy tan pelotudo” o “bueno, al menos mis tweets no son tan superficiales”. Supongo que debe haber alguna versión masculina, que caiga igual de mal. Depende de su habilidad para twittear con humor, pueden terminar cayéndote muy bien, incluso divirtiéndote al leer las cosas que dice esta “loca de mierda”.

La twitcam whore. Estas no me caen mal, directamente no las entiendo. Tengo un compinche que siempre está metido en uno de estos twitcams donde hay una pendeja anónima prometiendo que va a mostrar algo de piel al llegar a los X viewers. ¿Resultado? 3000 viewers insultándola y demandándole que se ponga en bolas. Después vos querés hacer un twittcam sobre una temática re interesante, geek, con contenido y preparación, con humor y picardía, con producción, incluso con premios y posibilidad de comentar tus ideas… ¿Resultado? 78 viewers. La vida es injusta.

El pajero acosador. Este le cae peor a las chicas que a uno, por obvias razones. Porque las acosa a ellas. Pero igual vos lo ves en plena acción, tirándole los perros a todas las minas de twitter, armando twittlists del tipo “las-chicas-mas-lindas-de-mi-timeline”. Da un poco de vergüenza ajena.  Pero no le hacés unfollow porque el flaco twittea cosas interesantes.

El que cree que sos google. No me molesta que me hagan preguntas, de hecho me gusta ayudar, pero el 99% de estos forros después ni siquiera te agradecen. Y a veces las preguntas son tan obvias que pareciera que no se gastaron en googlear 2 minutos la respuesta. Y no sabés cómo contestarles. Mandarlos a lmgtfy.com o a usaelputogoogle.com es grosero, contestarles es una pérdida de tiempo, ignorarlos es para que se te enojen y digan que sos un creído, una diva o ese tipo de cosas. Y después está la versión inversa a esta. El que te contesta algo, y se ofende si no le volvés a contestar. Por eso trato de ya no hacer “preguntas al aire”, porque después te responden 53 personas, y 51 se ofenden si no les agradecés la respuesta a ellos, individualmente. Un “gracias a todos por ayudarme” no les basta. Yo entiendo que hay gente engreída que no te responde nunca, pero antes de acusarme de eso fijate si realmente no lo hice o si fue sólo esta vez.

El de los spoilers. Abrís tu tweetdeck y lo primero que te encontrás es: “No puedo creer que Luis Alberto sea el padre de María Clarisa”. Y ahí te cagó la novela, la película o el capítulo de tu serie favorita antes de verlo. Una vez hice un falso spoiler (twitteé algo q suponía q iba a pasar en una película, antes de verla), y me puteó media twittosfera (pensando que ya la había visto y estaba haciendo spoilers). Por lo visto es algo que molesta realmente, mucho. Lamentablemente twitter no es el mejor lugar para ir a hablar de tus series favoritas.

El que todo le sale bien, o mejor que a vos. Este personaje nefasto (je), que nos viene a cagar la vida. No le alcanza con estar siempre en tu facebook recordándote que él se recibió y vos no, que él viajó a Egipto y vos no, que él tiene una novia que está re fuerte y encima es re buena mina y vos no, que él es Gerente General de esa empresa multinacional en la que siempre quisiste trabajar, y vos no. Condenado suertudo del demonio (je). Hay que admitirlo: no es su culpa, pero a vos te cae mal igual.

Los personajes bizarros. Hay gente muy chiflada en el mundo, y pareciera que todos tienen cuenta en twitter. Pero admitámoslo, el bizarrismo comunica, y llama la atención. Al principio de la historia de twitter, entramos con la idea de seguir a gente “interesante” y nos dimos cuenta que la gente “normal” no es interesante, de hecho a pesar de ser famosos, ricos o importantes tienen vidas muy aburridas y parecidas a las nuestras. Las personas son aburridas. Entonces empezamos a hacer follow a “personajes”, ya sean ficticios y paródicos o simplemente gente tan estrafalaria que nos hacen reír (y sentir bastante vergüenza ajena). Yo en lo personal, dejé de mirar televisión cuando se llenó de estos personajes, y el día que twitter se llene también, pues también lo abandonaré.

Los chateros. Hay poca tolerancia en twitter sobre la cantidad de tweets que pueden intercambiar dos usuarios antes de que se convierta en un molesto chat. “Chicos, vayan a discutir al messenger”. Alguna vez me lo dijeron a mí, y tenían razón. De todas formas, hay intercambios más interesantes que otros. Ver a dos famosos discutir “en vivo” es más interesante que leer a dos personas hablando sobre calentamiento global.

El que te habla sólo lo suficiente para que lo sigas y nunca más. Hay muchos de estos, aparentemente es la única táctica efectiva que quedó para que la gente te siga en twitter si no tenés nada interesante para decir. De un día para el otro, aparece un @fulano o una @mengana que te contesta cada boludez que decís, opina sobre todos tus tweets y te termina cayendo bien. Tu cerebro #ForeverAlone te hace caer en la trampa y pensar “eh, un nuevo amiguito para jugar en twittolandia”. Y te parece descortés no hacerle followback. ¡Listo! El día que vio que lo empezaste a seguir, dejó de hablarte, y continuó con su próxima víctima. Si te fijás en su timeline descubrís que en general, estos user siguen a poca gente, y sólo le hablan a los usuarios más populares que encuentran. La verdad es que esta gente es una gran desilusión.

El vende humo. En su bio dice que es CEO de una calesita de la plaza del barrio. Es Great Super Manager Consultant Estrategic Rimbombantics Dynamics Faciliteitor. Siempre está bloggeando spam de sus “proyectos de emprendedor”. No sé, la mayoría de los emprendedores me caen bien. Esos que su bio dice “soy un tipo copado, me gusta la naturaleza, seguime y seremos amigos” y después te enterás que son gerentes de grandes multinacionales, tienen varios doctorados o dan charlas en TED. Siempre creí en la filosofía “deja que tus obras hablen de ti”. Pero contrario a eso, en twitter más que en ningún otro lado, hay una gran necesidad de aparentar lo que no se es.

jajaja podría seguir, pero si hay otro tipo molesto de twittero, los invito a que lo mencionen ustedes… y bueno, a ver cuántos después de leer este post sólo comentan para decir “Neri, vos sos del tipo tal y tenés un poco de tal otro”. No! Si yo los conozco, mis queridos trolls.

de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>