Otra vez soñé que me hackearon

Ya les conté hace un tiempo, un sueño en el que me hackeaban, y otra vez soñé con la misma temática, aunque un sueño totalmente diferente. Y no, no estoy obsesionado con el tema, ni tengo miedo a que me hackeen; lo que ocurre es que como les conté, tengo un diario de sueños, y anoto lo que sueño, por lo que recuerdo muchos sueños, de muchas temáticas diferentes. Pero como se me ocurrió contarles acá en el blog los sueños que son de temática “geek”, ahora me siento obligado a contarles estos sueños.

La cuestión es así, en mi compu tengo 3 particiones, una con Ubuntu, una con datos (ext4) y otra con windows 7 (ntfs), que sólo uso de vez en cuando para jugar algún videojuego. Por cuestiones que no vienen al caso, tuve que borrar esa partición, para usarla en otra cosa. Anoche terminé de usarla en eso otro y antes de acostarme a dormir, puse a instalar un windows “desatendido” (de esos que se instalan solitos, de una, sin preguntarte nada). La idea era levantarme y encontrar el windows listo y andando, e instalarle los típicos programas y algún juego.

No sé si sabían, pero lo último que pensás antes de acostarte, suele ser material perfecto para los sueños, por lo que no es raro soñar con esas típicas preocupaciones de última hora. En mi caso, soñé que venía a visitarme mi amigo Pablo y prendíamos la computadora para mostrarle algo en internet (cosa muy habitual cuando viene mi amigo Pablo a visitarme). En el sueño prendía la compu, veía cargar el grub, luego ubuntu y abría el firefox y oh! me encontraba con un firefox lleno de “barras” (como las que se te instalan sin permiso en windows), que andaba mal y que hacía cosas extrañas.

El sueño continúa y termina así, conmigo pensando cómo pudo ser posible que ¡ME HACKEARAN EL LINUX! Como algo absurdo e improbable; casi, casi una idea blasfema! Finalmente concluyo (en el sueño) que no me hackearon el linux (un hermoso, robusto y seguro sistema operativo), sino que… me hackearon el windows recién instalado (si, el que seguramente se estaba instalando mientras yo soñaba todo esto). ¡Eso tenía más lógica (en el sueño)! Que el windows recién instalado fuera vulnerable, que alguien lograra entrar, encontrara que no tenía nada en él, ni datos ni programas, pero un par de particiones ext4, instalara algún programa para acceder a ellas y todo el daño/crackeo típico que se hace en windows, lo hizo en mi linux/firefox. Todo esto lo pensé EN el sueño, no después.

Y ahí me desperté. El sueño básicamente se resume a eso: yo y mis pensamientos sobre cómo puede ser posible que hackeen mi seguro y querido Ubuntu y cómo evidentemente la culpa era de Windows. No sé, me pareció muy creativo el sueño (siempre me pareció muy creativo mi subconsciente), que dormido imaginara todo eso, que es bastante plausible de pasar en la realidad, y por eso se me ocurrió venir a contárselo. En especial el detalle de que, es fascinante cómo, en el sueño… yo no sabía qué había pasado, en un principio, con mi linux y mi firefox. Toda la idea de “en realidad te hackearon el windows recién instalado” es el fin del sueño, el remate de la historia, lo que le da sentido a todo lo anterior… pero yo “no lo supe” hasta el final. O sea, “yo” no me imaginé toda esta historia, no al menos el “yo consciente”, y eso, me parece fascinante.

este artículo es libre. lo que significa que puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas mismas libertades y mantener esta nota aclaratoria.

de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>