Pruebas de que la CIA y el FBI te espían realmente en facebook

desde que me creé mi perfil en facebook y empecé a contar sobre mi hobbie de preparar bombas caseras es EVIDENTE que alguien me está vigilando.

Por ejemplo un contacto de EEUU llegó a preguntarme si odiaba su país, o si yo realmente creía en la “teoría” de la evolución. Luego otro contacto que sin que yo se lo dijera, sabe todo sobre mi, mi signo y de qué país soy y donde vivo. ¿De dónde sacó esa información? ¡Espía!

Además, mis seres queridos actúan raro. Mi mamá por ejemplo, cambió mucho. Ahora es como 15 cm más alta y 20 años más joven que antes… y rubia y tetona, y mi papá todo el tiempo está encerrado en su habitación con ella, dicen que teniendo sexo, que es una nueva mamá, pero yo sé que están conspirando en mi contra. Y después están las llamadas telefónicas misteriosas; el teléfono suena todos los días a las 22 hs y si atiendo yo cortan, pero si atiende mi novia se queda hablando en voz baja, susurrando, y luego se baña, se pone minifalda, se perfuma mucho y sale sin decirme a dónde va, y no vuelve hasta el otro día. Es obviamente parte del complot en mi contra organizado por la CIA. Lograron convertir a mi amada en una espía.

Y también está la sospechosa camioneta VAN blanca que está siempre enfrente de mi casa. estacionada frente a la heladería que tiene el mismo logo que la camioneta, obviamente los tipos raros vestidos todos de blanco son espías y esos baldes blancos que descargan, son su equipo de espionaje. Igual que esos 2 tipos de traje negro y corbata negra, siempre de cara seria, que estacionan todos los días su auto negro con vidrios polarizados a media cuadra de donde vivo, frente a la funeraria. Cae de maduro que son  “Hombre de Negro” que me vigilan.

Y mi computadora anda cada día más lenta, seguro que la culpa es de tantos programas espía del Pentágono que debe tener, ya no puedo entrar en las páginas de warez y porno que entraba siempre, ni bajarme todos esos cracks y keygen que me bajaba antes con tranquilidad, es obvio que agentes del FBI espían mi computadora. ¿Y los dos vecinos del departamento de al lado? que son dos hombres solteros, pero viven juntos en un monoambiente, y actúan muy raro, nunca llevan chicas como harían dos típicos solterones y una vez los visité y había una sola cama. ¡Espías, seguro! Todo un camuflaje.
¿Y el hombre del banco de Nigeria que me contactó para que lo ayude a transferir un millón de dólares de una cuenta y que cuando yo, siguiendo sus instrucciones, deposité cinco mil dólares y nunca más supe de él? Es obvio que los del FBI lo mataron antes de que pueda darme mi medio millón.
Ah, y yo antes de entrar en facebook no distinguía la diferencia entre CocaCola y Pepsi y ahora me parece mucho más rica la cocacola, es obvio que me lavaron el cerebro los neoliberales de EEUU mientras yo estaba durmiendo.

O las chicas en los boliches, que cuando me les acerco salen corriendo espantadas. Pobrecitas, deben tener miedo de que si se enamoran de mí el FBI las haga desaparecer. Como pasó con la última chica con la que salía, que primero dejó de contestarme mis doce llamados diarios, nunca más la vi en el messenger siendo que siempre estaba online. Tampoco me contestó los últimos trece mil SMS que le mandé, en la casa no está y su mamá me dice que se mudó a Australia. Comienzo a sospechar que la CIA la secuestró y la están torturando para que hable de mí, pero como ella me amaba tanto seguro que no dice nada. Pobrecita, sufrir tanto en la vida con apenas 11 años.

Ya les digo, desde que tengo facebook el FBI no me deja en paz, como la última vez, que yo estaba lo más tranquilo en un avión con rumbo a Nueva York, sentado sin molestar a nadie, escuchando mi mp3 y cantando “Cuidado, cuidado con la bombachita” de Ricky Maravilla. De repente dos agentes encubiertos (que seguro estaban siguiéndome, porque qué posibilidades hay que que estén en el mismo avión que yo) y me retuvieron dos horas. ¿Tanto lío por cantar a los gritos un tema?

Espero que ahora que escribo esto me dejen de molestar un poco, porque me están arruinando la vida. Porque como soy adicto a Internet, no puedo eliminar mi cuenta de facebook, entonces hice algo que era más fácil que largar la internet: me cambié de nombre! Sí, ya sé, soy un genio. Lo que hice fue agarrar un diario viejo, y sin mirar apunté con un dedo en una página al azar y si con eso formé un nuevo nombre. Primero salió un anuncio de una iglesia evangelista “Jesús os ama”, después el actor de la película “Rápido y Furioso” y después una publicidad de unas lavadoras marca Laden. Así es que desde ahora me llamo Osama Vin Laden.

De hecho, estoy seguro que uno de ustedes, los 3 o 4 que leen este blog, es un espía.

este artículo es libre. lo que significa que puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas mismas libertades y mantener esta nota aclaratoria.

de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *