Querido Amigo: ¿por qué te pido que no me envíes forwards?

Querido Amigo:

Te escribo con la finalidad de explicarte un poco por qué siempre te pido que no me envíes forwards.
Se suele llamar así a los mails «en cadena» que la gente reenvía una y otra vez a todos su contactos, acumulándose una enorme lista de direcciones de correo electrónico en el contenido del email.

En internet existe lo que se conoce como SPAM, que básicamente son los emails que te llegan con propaganda que nunca solicitaste, generalmente para que agrandes tu pene o compres viagra y cosas así. Seguramente estés tan acostumbrado a recibir esos molestos emails que nunca te preguntaste de dónde salen.

Los que mandan estos mails, conocidos como spammers, intentan por todos los medios posibles obtener listas de miles y cientos de miles de direcciones de email, como la tuya y la mía, para luego mandarnos sus molestas propagandas.

¡Si! Adivinaste. Una de las principales técnicas a las que recurren es INVENTARSE forwards que envían a sus víctimas para que estas, inocentemente las reenvíen. Tarde o temprano estos forwards regresan a ellos conteniendo cientos y a veces miles de direcciones. El siguiente paso es llenarnos la bandeja de entrada de propaganda no deseada.
La mayoría de los forwards son falsos, historias inventadas por los mismos spammers, que buscan gente tonta que los reenvíen. Y tú no quieres ser uno de esos tontos, ¿no?

Por eso, mientras menos de estos forwards reciba, más «limpia» estará una cuenta de email. Es por eso que te pido que no me los mandes.

Además, existen otras razones. Por ejemplo, tu me conoces, y sabes que yo uso intensivamente Internet y mi correo electrónico desde hace años. Por eso, ese mail que a ti te parece tan gracioso, tierno o inspirador, es muy posible que yo ya lo haya visto cientos de veces. Las primeras veces me causó gracia, pero terminan por cansar a cualquiera. Por otro lado, si yo quisiera leer chistes o poemas o frases cursis, simplemente los buscaría por mi mismo en google.

Espero que no tomes a mal este pedido que te hago, que me quites de tu lista cuando mandes forwards, y que mi correo lo uses sólo para mandarme emails escritos por ti.

Un abrazo,
tu amigo geek

este artículo es libre. puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas libertades.

Posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.