¿No festejás el día de la mujer? Yo te convenceré de hacerlo

Zetkin_luxemburg1910Todos los años llega esta fecha y aparece la polémica por si festejar o no el día de la mujer. ¿Es correcto «festejar» un día que recuerda una época pasada (no muy lejana) en la que las mujeres no tenían los mismos derechos que los hombres?

Para mí, es obviamente un debate sin sentido. Cargado de lugares comunes y frases hechas, que no resisten el más mínimo análisis.

Si fuéramos machistas, ¿festejaríamos?

Hace unos años tuve la idea de enviar un email felicitando a todas las mujeres que conocía, con un pequeño texto y un poema, escrito por mí mismo. Increíblemente, entre las respuestas de agradecimiento, recibí algunos mails anti-festejo, muy agresivos y maleducados. Insultándome un poco y llamándome machista. Habían descargado conmigo la bronca que le tenían al festejo. ¿Machista yo? ¿Acaso estas chicas no piensan? Imaginen por un momento a un hombre o grupo de hombres machistas, ¿festejarían este día? ¿Festejarían un día que recuerda la igualdad de derechos de la mujer? Obviamente festejar este día no es un acto machista, todo lo contrario.

«Festejar esto es recordar la desigualdad» ¿Dejamos de festejar otros eventos también?

¿Por qué nadie se queja de que festejemos el día de la Independencia? ¡Si ya hace siglos que somos independientes! ¿Por qué nadie argumenta que festejarlo nos recuerda cuando éramos una colonia española? ¿Es «colonialista» festejar el día de la Independencia? Claro que no! Esa sola frase es un oxímoron, un contrasentido absurdo. Dejemos de festejar el día de las Malvinas también, si al final perdimos la guerra. No recordemos tampoco a los desaparecidos. Y si esos ejemplos les parecen exagerados, pidamos que no se festeje el día del niño. O el día de la secretaria. O el día del trabajador. Recordar es muy importante, y necesario. Sobre todo eventos que no ocurrieron hace tanto tiempo, en nuestra historia. Recordar nos ayuda a no cometer los mismos errores. Recordar nos ayuda a valorar lo que tenemos y nuestros padres y abuelos no tuvieron.

No festejarlo sería desagradecido.

A alguien que no quiera festejar un día patrio lo considerarías traidor. A alguien que no quiere festejar algo que a vos te costó hasta la vida obtener, lo considerarías un desagradecido. Este día no se trata tanto de las mujeres de hoy en día, que gozan de la igualdad de derechos entre géneros, no. Se trata de las mujeres del pasado que lucharon por obtener esos derechos. Es en memoria de ellas que se festeja. Las que lucharon por la igualdad laboral, las (y los) que lucharon por la igualdad política y el voto.

No convirtamos todo en una conspiración.

Aunque a algunos les cueste creerlo, el día de la mujer no fue inventado por un consorcio de vendedores de rosas y bombones. ¿Cómo alguien puede pensar eso? El que dice que esto es un festejo comercial, primero que se está copiando de forma patética de conspiraciones que se cuentan sobre otros festejos, no este. Y segundo, está asumiendo que algo es comercial, cuando no lo es; al menos no necesariamente. Hay millones de formas de festejar este día. Sin gastar un peso.

La igualdad no está garantizada.

No olvidemos que existen actualmente muchos países en el mundo donde las mujeres no gozan de los mismos derechos. Festejar este día es una forma de recordarlas a ellas también. El que piensa «¿para qué festejar si ya somos iguales?» se olvida completamente de esas mujeres. Este día se puede aprovechar para recordar que esta es una lucha que todavía no se ha terminado.

La igualdad no es igual a la igualdad que es distinta a la diferencia de igualdad desigual.

Pequeño trabalenguas con el que quiero hacer notar que las palabras «igual» y «distinto» se usan con mayor o menor rigor en su significado.  Digamos que hay igualdades más iguales que otras. Son cosas muy distintas decir que «las mujeres y los hombres son iguales (en sus derechos laborales)» que «las mujeres y los hombres son iguales (en sus órganos internos)». Hay diferencias sí. Hay similitudes, también. Pero nunca olvidemos de qué tipo de «igualdad» estamos hablando en este día. Y lo mismo al usar la palabra «machismo». Tener un gesto «machista» no te convierte en un «Machista». Así como tampoco tener un gesto positivo en este día te exonera si sos sexista en tu forma de pensar o actuar. Que de hipócritas estamos llenos, pero no por un par de hipocresías vamos a condenar a todos.

Antes de criticar, piensa en positivo.

Si te molestan cosas como estas, antes de enojarte con un amigo que te envía un poema y lloverle con un discurso negativo y pesimista, recitado de oído sin siquiera analizarlo un poco, podrías intentar otra cosa. Hay quienes consideran, por ejemplo, injusto festejar el día del «descubrimiento de América», pero la opción que proponen no es el olvido y la negación. Proponen conmemorar a los nativos y los pueblos desaparecidos. Cambiarle el nombre y con ello protestar y recordarnos cómo fueron realmente las cosas. Si el día de la mujer te parece injusto, pide que también exista un día del hombre! O pide que lo llamen «día de la igualdad de género».

Se conmemora, pero también se festeja.

Hay gente que está de acuerdo con todo lo que he dicho, pero se concentra en la palabra «feliz día», argumentando que en realidad no se festeja, sino que se «conmemora». Entiendo lo que dicen y a qué apuntan, pero en realidad se hacen ambas cosas, se conmemora a los que obtuvieron un derecho, y se festeja el tenerlo actualmente. Es el mismo caso del «feliz día del trabajador», es exactamente lo mismo. O «felices pascuas» donde se conmemora la muerte de Jesús. Y así podés encontrar muchos ejemplos más, pero con esos dos alcanza para ilustrar el punto. No es una dicotomía, no es lo uno o lo otro. Se puede hacer ambas cosas.

Festejar es bueno.

No pensemos en quitar motivos de festejo a nuestras vidas. Pensemos en todo lo que se ha logrado y lo que falta lograr. Pensemos que los que vienen a congratularte lo hacen con lo mejor de sus intenciones. Veamos este festejo como lo que es realmente, un intento de congraciar, los ritos son necesarios. Reconozcamos en este un día en el que demostramos nuestro cariño a nuestros seres queridos, como el día del amigo, el día de la novia, del ahijado, del padrino, etc. Recordemos que conmemoramos la igualdad de géneros, pero también pensemos que este es un día en que celebramos las sutiles diferencias, contemplamos con cariño y romance aquello que las distingue.

Bueno, si llegaste a leer hasta acá, espero haberte convencido de por qué festejar en este día es una buena idea y así tengas un tema menos en tu vida para rezongar.

Ah, y feliz día a todas las mujeres en su muy merecido día. Ojalá las llenen de cariño y mimos.

Por cierto, hay varias fechas propuestas para festejar el día internacional del Hombre.

Posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.