Los hackers deberían buscarse otro nombre

La batalla por educar a la gente común sobre el verdadero significado de la palabra hacker está perdida. Asumámoslo.

Es una lucha sin sentido, y sin importancia, como discutir si la virgen era virgen o si Jesús tuvo hermanos. ¿A quién le importa?

Ya está, ya es tarde. No hay nada que hacer. Por los siglos de los siglos la gente va a pensar que un hacker es un tipo malo y peligroso.

Por eso creo, que en vez de intentar crear en la mente colectiva la idea del «hacker malo»: el cracker, deberíamos dedicar esa energía a pensar un buen nombre para el «hacker bueno» o de sombrero blanco. Porque para todo el mundo, decir «hacker malo» es redundante. Pero en cambio, todavía tenemos oportunidad de introducir en el pensamiento global un nuevo concepto, el del que, teniendo las habilidades y los conocimientos de un hacker, decide usarlas para bien de la humanidad, o al menos, para saciar su curiosidad informática.

Y lo mismo en castellano. Yo todavía me acuerdo cuando para ser un pirata informático tenías que usar unix, saber de Phreaking, programar en varios lenguajes (de bajo nivel incluídos), saber de electrónica, ingeniería social, y un largo etc. Ahora con bajarte un mp3 ya sos un temible «pirata». ¿Hasta dónde llegará el intrusismo? jeje Es la misma situación, los downloaders o leechers o seeders deberían buscarse un nuevo nombre que los identifique, para alejarse del mote de piratas.

Bueno, sólo queda que apoyen esta campaña amigos, y que ideemos sustitutos adecuados. Tanto para los hacker buenos como para los que se descargan cosas de internet.

¿Alguna idea?

A mi me gusta «Gliders» (glider es el nombre del emblema hacker)

este artículo es libre. lo que significa que puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas mismas libertades y mantener esta nota aclaratoria.

Posts relacionados:

Responder a ian Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.