El futuro de cristal

Nunca entenderé la obsesión por el futuro hecho de cristal, espejos y vidrio. Supongo que «se ve futurista», como en los 60-70 se veía futurista todo plateado y de aluminio. Pero la verdad es que es poco práctico.

Hasta que no inventen dedos que no manchen, la interfaz «de cristal» no es de las mejores opciones. O sea, se puede usar, pero no es para abusar. Entiendo querer tener un televisor/monitor que se pueda interactuar directamente, pero ¿quién compraría un espejo de baño que a la vez es computadora? ¿Realmente necesitás leer el diario mientras te cepillás los dientes? Y con teclado encima! Un teclado vertical totalmente incómodo.

Y el detalle del celular con cámara que en medio de la videoconferencia pasa la imagen de la abuela a la mesa… que no tiene cámara, la señora no podría ver a sus nietas porque la cámara se quedó en el celular. Y es que la cocina es el último lugar en el que me gustaría tener una computadora.

El auto puede ser factible, pero bueno, es algo que ya tenemos. Pero los carteles, a nuestro gobierno y las empresas que manejan los peajes les cuesta mantener en condiciones la señalización normal (y barata) que tenemos, imaginen si las reemplazaran por esos enormes monitores.

De todas formas comparto con ustedes este vídeo porque siempre es entretenido darle una mirada a un futuro tan cool.

Posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.