¿Cómo modificar o traducir programas de palm OS?

Como a mi, te habrá pasado encontrarte con que tus programas favoritos para palm OS, de esos que usás todo el tiempo, no tienen una versión en castellano.

Bueno, existe un truco para poder traducirlos uno mismo, e incluso poder modificar alguna que otra cosa. Un truco que yo en lo particular vengo aplicando desde mis épocas de DOS. A alguno le parecerá una obviedad, a otros los entusiasmará, el truco consiste básicamente, en tomar el archivo ejecutable del programa y abrirlo con un Editor Hexadecimal, buscar lo que deseemos modificar y cambiarlo. Puede ser desde una palabra hasta, con un poco más de conocimientos, la lógica del programa y su funcionamiento. Sólo debemos tener en cuenta un pequeño detalle al editar el archivo: que la palabra traducida debe ocupar el mismo espacio (lugar y cantidad de letras) que la original o el programa puede dejar de funcionar. Esto es así porque si el programa espera encontrar una palabra en un determinado lugar y encuentra otra cosa causará un error; lo mismo si con una palabra muy larga «pisamos» parte del código hexadecimal que sigue y que era otra cosa.

También se puede usar esto para modificar otros aspectos. Por ejemplo, se podría modificar un ícono o una imagen o como veremos a continuación, cambiar las opciones de un menú desplegable.

Existen muchos programas para hacer esto. Basta con googlear «Editor Hexadecimal» o buscar uno que te guste en softonic.com.

A modo de ejemplo, veamos el caso del programa «Gastos» que ya viene en la Palm. Es un programa bastante útil para ir anotando en qué se va la plata. Al menos en mi caso le saco provecho. Pero cuando lo usé por primera vez, comprobé que el menú desplegable de tipos de gastos no tenía por ningún lado una opción para agregar o modificar algo. Generalmente las listas desplegables en otros programas si nos permiten editar sus elementos, pero «Gastos» no. Este defecto lo hace casi inutilizable y muchos deciden reemplazarlo por otros, pero que, o vienen en inglés o son de pago.

¡Yo quería poner mis propias opciones en ese menú!

En el caso del ejemplo, el archivo a modificar se llama «Expense_esES». Lo bajamos a la computadora y ya en Windows o Linux, abrimos el archivo con el Editor Hexadecimal. En el programa hacemos una búsqueda (de texto, no hexadecimal) y ponemos alguna palabra de la lista y nos llevará directo a ella, y podremos cambiar las palabras que están por las que queramos.
Algunas cuestiones a tener en cuenta:

  1. Hagamos las modificaciones que hagamos, debemos empezar justo donde empieza la primer palabra y terminar justo donde termina la última letra de la última palabra. Ni más ni menos, o podremos estropear el programa.
  2. Entre cada palabra hay un puntito, cuyo valor hexadecimal es el «00». Cuando pongamos nuestras palabras, debemos separarlas también usando estos puntos de valor 00. No es obligación que las palabras tengan la misma cantidad de letras que la palabra que reemplaza, sólo el total de letras debe coincidir. Por ejemplo, podemos reemplazar .AAA.BBB. por .CC.DDDD.
  3. Debemos también respetar la cantidad de palabras que tiene la lista original, ni más ni menos. Si sobran, podemos poner espacios entre los puntitos y se mostrarán en blanco. Si ponemos más palabras, no se verán o no funcionará el programa.
  4. En el caso de «Gastos», la lista aparece dos veces, por lo que debemos modificarla en ambos lugares y dejarlas iguales (se puede copiar y pegar)

Finalmente guardamos los cambios y subimos el archivo modificado a la palm, que sobreescribirá el original. ¡Listo!
En el caso de una traducción, las consideraciones son las mismas. Desafortunadamente, las palabras en castellano suelen ser más largas que en inglés, por lo cual no podremos reemplazar por ejemplo .Ok. por .Aceptar. o .Cancel. por .Cancelar. (a veces sobran unos espacios y sí se puede, pero en general no). Por ello, tendremos que usar mucho la imaginación o usar abreviaturas. Otra solución que encontré, es descargarme el programa que me gustaba en francés o italiano o portugués o el idioma que esté disponible (si lo hay) y modificar ese, pues las palabras en esos idiomas también suelen ser más largas que en inglés.

Espero que les sirva el truco y, si alguien quiere hacerme una consulta o mandarme un programita que hayan modificado para compartir con los demás, o pedirme alguno, (ya traduje la mayoría de los que yo uso diariamente) no teman dejar un comentario aquí abajo.

este artículo todavía no ha sido compartido. puedes ser tu quien lo haga. enviar a meneame. fresqui. del.icio.us.
este artículo es libre. puedes copiarlo, modificarlo, usarlo. pero debes citar la fuente y mantener estas libertades.

Posts relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.