7 Pecados Capitales de la Blogosfera

*este es un viejo texto que escribí hace un par de años, republicado ahora para compartirlo con todos ustedes.

¿Cuáles serían los peores pecados que un blogger puede cometer? En mi opinión, estas son las acciones o actitudes más condenadas, más desaprobadas, más viles y criticadas de la Blogosfera, lo peor de lo peor que puede hacer un blogger:

1. Plagio (Pereza) el primero de los pecados, considerado una grave falta a lo largo y lo ancho de la Blogosfera. La receta es simple: capturar los feeds de otros blogs, mezclarlos, aderezarlos con mucho adsense o banners de casinos y… profit! El famoso “copy&pasteo”, ya sea automático o a mano. “Y me cago en los autores.” Este vil tipo de parásito blogueril generalmente sigue la flecha destructiva del que no sabe crear, entonces roba. Todos nos cruzamos con ellos alguna vez. Demonios que vienen en forma de periodistas sin inspiración ni escrúpulos, pseudo emprendedores 2.0 deshonestos, pequeños bloggers a los que no se les cae una idea propia ni practicando bungee jumping.

Algunos extremistas consideran también perezoso, el vicio de “apenas modificar” o sólo traducir, el texto de otros blogs más reconocidos y postearlo como propio, pongan o no pongan al final (chiquitito para que casi no se vea) el link a la fuente.

Terribles pecadores que merecen todo nuestro odio y ser excomulgados de nuestros lectores de feeds.

2. Divismo (Soberbia) ¿te vino a la mente algún nombre? En la larga lista de blogstars, hay un subgrupo de los cuales se dice que tienen “actitud de diva”, actitud que los demás reprobamos. Perdieron la costumbre de comentar en blogs ajenos, en twitter no siguen a nadie que no sea también blogstars (a veces los leés intentando hablar con blogstars más grosos, de Europa o EEUU, y ser también ignorados… ¡justicia poética!). Muy sensibles (realmente) a cualquier tipo de crítica, hasta la más mínima. Pasan de bloggear sobre las cosas interesantes que encontraban en internet a hablar sobre ellos mismos y sus maravillosas vidas. Adicto al halago fácil y rápido. Cierran los comentarios de sus blogs o los moderan duramente. Tampoco se integran en reuniones en el Mundo Real. En el infierno, cual Tántalo serán rodeado de lectores, pero completamente ignorados por ellos.

3. Mala leche (Ira) Bloggers que se viven quejando. Si leés sus blogs, son puras quejas. Sólo comentan en post ajenos para criticar. Siempre irritados. Polémicos, agresivos, conflictivos. Esperan verte caído para patearte. Ellos siempre “lo hubieran hecho mejor”. Son los trolls de la Blogosfera. Pueden llegar a obsesionarse y perseguir virtualmente a cualquiera que ose contradecirlos. Es divertido provocarlos, reconozcámoslo, pero a la larga fastidian. Lo más saludable es ignorarlos.

4. Feedismo (Gula) ¿Te volviste adicto a tu lector de feeds? ¿Sos un experto procrastinador? ¿Casi te echan del trabajo por estar todo el día leyendo blogs? ¿Se te va el día comentándolo y retwitteando hasta los “buen día”? ¿Bloggeás sobre todo lo que pasa en internet? ¿Sacás 35 post diarios, vos solo? ¿Sos un twitteador compulsivo? Además, no te lo decimos, pero sos un pesado. Me llenás el timeline, me invadis el muro y ya no posteás más en tu blog, o peor aún, posteás sobre todo lo que se te cruza.¡Considerate un pecador! Bueno, no es un pecado socialmente reprobado, pero aún así te está arruinando la vida.

5. BlogSpam (Lujuria) así como Venus y Eros eran los dioses del amor y la pasión, Pan era el dios de la lujuria y el sexo desenfrenado. Acechaba a las ninfas del bosque todo el día, las acosaba constantemente, ni las ovejas se salvaban. Y así son los blogspammers. Esos que te dejan un comentario en tu blog, con cualquier frase tonta, sólo para al final poner un link a su blog (en vez de usar el campo apropiado en el formulario). Esos que te followean y desfollowean constantemente en twitter, para que te llegue el mail de aviso. Son alcahuetes, chupamedias de los blogstars, son los primeros en dejar comentarios en sus blogs. Adularán a quien sea con tal de figurar, o como se dice en la bloggosfera: “te la chupan esperando que después les devuelvas el favor”

6. Prostitución (Avaricia) Se suele decir que un blogger “se prostituyó” cuando le da más importancia a ganar dinero con su blog que a mantener la calidad que hizo que lo sigamos. De un día para el otro puso adsense hasta en el formulario de contacto, se unió a una red de bloggers spamera, empezó a escribir puros post patrocinados, camufló la publicidad para engañar, y haría lo que sea para que le manden un celu para “hacer un review”. El límite, suelen decir, es hacer “publicidad encubierta”, o sea, fingir que genuinamente opinan a favor de una empresa, marca o producto, en un post o un tweet, pero en realidad les están pagando y no lo aclaran; y muchos han cruzado ese límite y entonces los demás dicen “se prostituyó”.

Claro que no hay nada de malo en querer ganar dinero, bienvenido sea, lo malo es el exceso, pasarse al lado oscuro del blogging y hacer cosas non sanctas con tal de monetizar. Lo peor es que cambian su estilo, y su público se siente traicionado. Y ni hablemos de los que directamente arrancan su vida blogger de esta forma.

7. Exitismo (Envidia) este pecado tiene dos caras. Por un lado, querer estar con los ganadores, los famosos. Ser amigo del blogstar, a toda costa. Si en tu lector de feeds aparecen dos blogs comentando la misma noticia, de la misma forma, entrarás a dejar un comentario en el que sea más popular. Siempre mirando paarriba a ver si alguno se digna a escupir o tirarte una miga. Por el otro lado, no perdonar el fracaso. Hacer leña del árbol caído. O sino, ser insolidario con el que recién empieza, con el que no es “popular”. Rogar que te followee la diva, pero no devolverle el follow al que siempre te habla, saluda, y retwittea tus boludeces. Chuparle las medias al que está arriba, e ignorar al que está a tu lado o un escalón por debajo. La envidia y el exitismo viene acompañado de la necesidad de aparentar. Cosas como ser “CEO” de un simple blog, o dejar de comer 3 meses para comprarte un iphone.

Y esos serían los siete pecados capitales de la bloggosfera. La Iglesia Católica tiene, para contrarestar estos pecados, las llamadas “Siete Virtudes”, que son Humildad, Caridad, Castidad, Paciencia, Templanza, Compasión y Diligencia.

Para la Blogosfera, yo les recomiendo seguir estos preceptos:

Motivación (anti Plagio); Sencillez (anti Divismo); Buena Onda (anti Mala Leche); Orden (anti Feedismo); Paciencia (anti BlogSpam); Amor Propio (anti Prostitución); Camaradería (anti exitismo)

Y dejo el texto abierto para quien quiera agregar algún pecado venial o mortal en el que yo no haya pensado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *