Cuántos años vive una página web?

"ilimitado" ja

hasta que el FBI lo limitó

Pertenezco a una generación que tuvo el privilegio de ver nacer a Internet. Contemplamos además el nacimiento y crecimiento de muchas páginas web emblemáticas, pero lo que no esperábamos era verlas morir, en apenas un puñado de años.

Ya lo he comentado con anterioridad acá en el blog, pero creo que la informática, y en especial Internet, corren a una escala tiempo distinta a la de la vida cotidiana. Es como los años-perro, que tenés que multiplicar por 7 para calcular cuántos años tendría tu mascota en años-humano. Bueno, acá pasa lo mismo, sólo que los años-internet tal vez habría que multiplicarlos por 10, o a lo mejor más y ya que estamos hacerlos hexadecimales.

Me sorprende a veces escuchar que a alguien lo felicitan porque su blog cumplió 3 o 4 años, como si eso fuera mucho. También me sorprende recordar los sitios web que visitaba a diario hace 10 años, y ahora ya no existen. Ya sea por la burbuja .com o porque dejaron de ser útiles o fueron simplemente abandonados. Empresas de millones de dólares, que si vendieran cosas del mundo real, durarían 50 años, en internet no duran ni 5.

Me preocupa por ejemplo, a dónde va a parar toda la información que contiene un sitio web cuando este muere. Se pierde. El día que facebook deje de ser popular y nos pasemos a la siguiente cosa de moda. Creo que FB tiene una opción para “exportar” todos tus datos, pero ni idea qué tan bien funciona y si sólo exporta la información más actual o toda. Twitter por ejemplo no lo hace, tus tweets después de un tiempo se pierden. En la mayoría de los casos esto no sería un problema, pero hay situaciones en la que es una verdadera lástima. Recuerden por ejemplo, esos tweets que participaron de revoluciones en países lejanos, o que avisaron catástrofes mundiales. La mayoría de los sitios web no permiten exportar la información que guardan.

Este mismo blog es otro ejemplo, cuando me canse de él y lo abandone, ¿qué será de estos post? Y tu blog? O si muero abruptamente? Nadie tiene mis contraseñas, eso implica que los poemas que tengo escritos se pierden, esa novela sin terminar, mi diario íntimo “digital”, el código fuente de todos los programas que programé, el acceso a las bases de datos de todas las páginas que creé, mis fotos que no grabé en CDs, mis posts en borrador, mis conversaciones de chat, mis mails, mis mensajes privados. Todo queda prácticamente inaccesible. Obvio que cuando un pariente cercano y querido se muere, lo que menos te importa es recuperar sus puntos de salvado en un videojuego, o borrar su cuenta en facebook; pero a lo que me refiero es que cuando la vida de una persona pasa por una computadora, mucho de lo que produce se pierde detrás de una contraseña.

Hay sitios que parece que llegaron para quedarse, como la wikipedia o google. Este último, es un mal ejemplo, porque no contiene información. Y wikipedia, su vida depende de las constantes donaciones que necesita, el día que no las tenga, podría terminar como Encarta. Esperemos que no. Pero la mayoría de los sitios web están destinados a morir. ¿En cuánto tiempo? Pues bien, intenten pensar cuántos sitios web conocen que tengan más de 10 años de vida, y de esos, cuántos no cambiaron (su contenido, si cambian visualmente no importa) durante esos 10 años.

Existe un concepto muy fascinante, del que algún día les tengo que hablar, llamado “Digital Dark Age” que básicamente dice que, debido a que guardamos nuestra información en soportes digitales obsoletos que necesitan de hardware especial para ser leído, llegará un momento en que toda la información que generamos ahora, no podrá ser accedida y se perderá. O sea, en un futuro sin lectoras de CDs, sin disketeras, todo lo que guardamos ahí no va a poder leerse. Y para colmo de males, ya ocurre que querés abrir un CD con fotos de hace unos años y no podés, porque “no duran”.

Bueno, algo parecido ocurre en internet. La información no pide un hardware especial para ser accedida, pero está guardada por empresas, empresas que desaparecen y se llevan consigo todo lo que tenían.

Hace unos días murió (fue ejecutado, sin juicio previo, en la silla eléctrica norteamericana) el sitio web megaupload.com y con él, dicen que se “perdió” hasta un 4% del tráfico en internet. Con ella desaparecieron o desaparecerán varios sitios muy populares, si no se adaptan o cambian su fuente de datos, como cuevana.tv, seriesyonkis.com y taringa.net que actualmente están completamente llenas de links muertos.

Miles, millones tal vez, de horas-hombre subiendo o enlazando información que ya no existe.

Lo mismo ocurrió cuando desapareció geocities, toneladas de giga y petabytes se perdieron. Nadie va a extrañar un blog sobre el gato de una chica de un pequeño pueblo de Canadá, pocos extrañarán si se pierden tutoriales que expliquen cómo hacer algo en Windows 98. Pero entre tanta información redundante, obsoleta y superflua, seguramente algo valioso se perdió.

En mi escritorio uso un mouse-pad de elsitio.com, está impecable, con un bonito logo todo azul, que era una mándala, sobrevive bajo mi mano y mi mouse desde el 2001. Es increible que elsitio.com hace años que ya no existe más… todavía recuerdo que tenían un edificio entero, pintado totalmente de azul, como mi pad, en Puerto Madero. Pasar por ahí yendo a la facultad de Ingeniería era un símbolo para mí, YO quería llegar a crear una empresa de tecnología que tuviera un edificio azul en Puerto Madero.

Comento esto porque me parece increíble que en menos de 10 años, no haya ni un registro de semejante página web, que era como el taringa de su época, era el lugar obligado a entrar apenas el modem dial-up dejaba de hacer ruidos de conexión. Quise googlearlo y no da resultados útiles, el dominio redirige a cualquier lado (lo habrán comprado), no me aparecen artículos de otras páginas que hablen de él y ni siquiera tiene artículo propio en wikipedia (en inglés sí, uno muy cortito, pero en castellano no) y obviamente post de blogs sobre elsitio.com no hay porque es anterior a la aparición de los blogs.

También tengo en mi escritorio, una caja, totalmente forrada con stickers que me regalaron en distintos eventos tecnológicos durante 2001 y 2002. Esa caja, cuyo contenido no viene al caso, en su exterior es un verdadero museo de star-ups de internet que se extinguieron. Algunos ejemplos de stickers que tiene pegados:

datafull.com era un sitio muy popular, hace unos años y hoy en día está totalmente abandonad0. Tampoco tiene artículo propio en wikipedia que te cuente su historia, aunque sí cierta presencia en google con artículos de diarios digitales, donde no se habla del sitio en sí, sino de Mario Pergolini (que era el dueño o padrino de la página, si no me equivoco). Tenía de todo esa página, particularmente un foro muy concurrido, en especial por el mundillo wannabe hacker. Actualmente aparentemente sólo conserva su webmail, y como detalle nostálgico, si entrás a la parte de descripción, dice esto:

yupi.com no sé qué era, pero el sticker está muy copado, tiene un degradé metalizado de fondo. Creo que era un buscador argento, de la época en que había muchos buscadores argentinos, y todavía existía altavista y la gente no decía “googlear” en vez de “buscar”. El dominio ya no existe, pero al menos wikipedia nos cuenta un poco su historia, en inglés.

tectimes.com.ar creo que era lo que hoy llamaríamos un blog de tecnología, pertenecía a RedUsers y actualmente ni el .com ni el .com.ar existen.

laserfiche.com el dominio todavía existe, pero o lo compraron o se dedicaron a otra cosa, porque según recuerdo, estos tipos hacían CDs, o se dedicaban a estampar CDs o algo relacionado con eso y la página ahora dice otra cosa, el logo es distinto, etc. Por cierto, el sticker era muy “futurista”.

conectiva.com caída, era una distro de linux, de la cual por cierto, hace un par de días tiré el diskette instalador que todavía guardaba. No recuerdo bien, pero creo que era una distro argenta, o latinoamericana.

gay.com un enorme sticker redondo de esta página. Obviamente el dominio todavía existe, pero no sé si serán los mismos dueños, porque un dominio así pudo ser vendido varias veces, y el sticker este tenía colores negro y amarillo, y el logo era distinto. Por cierto, la idea era pegarse el sticker en el pecho, porque te ofrecían registrar un mail @gay.com y anotartelo en un rectángulo en el medio, y abajo decía “disponible” “no disponible” y “tentame”, y vos tenías que marcar una de las opciones.

somosgordos.com esta tiene una historia genial. Era un portal para gordos, con secretos, dietas y un foro bastante depresivo, donde los usuarios, básicamente se la pasaban quejándose de ser gordos. Debido a cómo está puesta la caja con stickers en mi escritorio, este esticker es el que más llama la atención y mis amigos siempre me preguntan qué onda con esa página. Por esa razón entré varias veces a lo largo de los años a ver si seguía online la página. Lo genial de la historia es que, literalmente, el dueño de la página adelgazó y la cerró jajaja. Una vez entré y en vez del sitio, había una “carta” con fondo negro, en la que contaba su historia, lo feliz que estaba con su nueva vida de flaco y lo mucho que lo deprimía entrar a leer lo que la gente escribía y se quejaba en su propia página web. Y por eso la cerró.

gratis1.com ya no existe más tampoco, era uno de esos tantos números telefónicos que te permitían conectarte a internet por dial up, como alternativa gratis. Era de Starmedia, que todavía existe, una especie de “portal” competidor de elsitio.com, dueños de latinmail, que creo que todavía existe también. Al lado, un sticker de uyuyuy.com que era otro sitio parecido y tampoco existe más.

deremate.com era la principal competencia de mercadolibre.com, luego fueron comprados por éstos, los cuales a su vez fueron comprados por ebay. El sitio todavía existe, pero simplemente es mercadolibre con el logo cambiado. Bueno, hay que reconocerle a mercadolibre, que les va muy bien, es una página de 1999 y no tiene pinta de que vaya a cerrar en un futuro próximo.

totalfutbol.com todavía sigue en pie, y por lo que veo siguen usando una página diseñada en 1999,

Interesante época en la que en un evento de tecnología, se mezclaban marcas tan importantes con otras tan locales y pequeñas. También tengo un sticker que dice “Windows XP ya está aquí” y de otros sitios como planetaglobal.com caído; radiofminternet.com (o fminternet.com) caídos. redactamos.com.ar increíblemente, todavía sigue online, ofrecían un servicio tan ínfimo en comparación con los demás ejemplos, pero por lo visto les fue mejor (je), aunque no creo que les haya ido tan bien si todavía no pudieron ponerse en contacto con diseñamos.com, a ver si cambian ese logo feo que tienen desde el 2001. Por cierto, tenían un mail @sinectis.com.ar; que no existe más y ahora es sion.com; digo, por si alguien les mandó un mail en el 2001 pidiéndoles que les redacten algo  y todavía no les contestaron.

Tal vez me extendí demasiado con los ejemplos de sitios caídos en combate, sitios que ya nadie recuerda salvo yo y mi caja de stickers, pero lo importante es tener en cuenta lo efímero que es todo en internet. Y que muy probablemente, dentro de otros 10 años, este post nostálgico ya no esté disponible para ser leído por nadie.

de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>